jueves, 1 de septiembre de 2011

Cuando no sé que decir


A veces, cuando no sé que decir, dejo que los dedos bailen sobre el teclado y escriban poemas absurdos de septiembres, otoños, comienzos y nostalgia. Los leo e inmediatamente después los borro...para que acosar al mundo con versos absurdos y sinsentidos. A veces siento pena, unos segundos, pienso si no les podría haber sacado algo de jugo, quizás mas adelante, otro día...pero hace tiempo aprendí que ya me paso demasiado de cursi para seguir alimentando el blog de poemas melancólicos.

A veces, cuando no sé que decir, simplemente me callo.

1 comentario:

Ladrón de Guevara dijo...

¿Y por qué no dejar escritos esos poemas? A lo mejor no necesitas borrarlos, sino limarlos en momentos en los que callar no sea una opción y hablar sea una necesidad.

A mi no me importaría que los compartieses con nosotros.

Cuídate.