miércoles, 19 de octubre de 2011

MIS DUDAS




He participado, quizás no demasiado activamente lo reconozco, en el movimiento 15M15O, con ilusión, con incertidumbre e incluso con orgullo al ver hasta donde está llegando. Es una suerte de satisfacción descubrir que no estamos solos, que hay mas gente “indignada” de la que cabría pensar (que termino a veces más simplista para describir algo mucho más grande que un sentimiento o que el titulo de un libro), y ya no sólo el hecho de que existan estos seres que los medios (muchos) miran con distancia y escepticismo, sino el hecho de que estén (estemos) dispuestos a salir, a tapar la calle y decir lo que piensan (algo hace no mucho tan inimaginable, y desde luego difícil en este mundo de prensa muchas veces partidista, propagandística y poco informada o más desinformadora, si este término existe).

Pero la ilusión da paso a la inquietud, a esas dudas del título. Seguramente porque ya la historia ha sido ejemplo de múltiples movimientos diluidos en la nada, seguramente avergonzados ya de aquello que fueron, me cuesta imaginar a donde van los pasos de esta atmosfera que se ha creado en torno al 15M. Yo encuentro que esa horizontalidad ilusoria de los inicios tiene sentido un tiempo, pero no es suficiente y menos aún practico de cara a un futuro en el cada vez mas aunar voluntades, mentes pensantes y manos y más manos con las que dar un sentido a todo esto que ha ocurrido, que está ocurriendo.

Confieso que no se me ocurre una forma de hacer esto factible, no sin alguna estructura, sin una cohesión de posturas (no podemos seguir jugando al aquí cabe todo, no porque no quepa o no tenga sentido su debate, soy la primera que cree que se debe hablar de todo, sino porque vivimos en un mundo de hechos en el que la variable emoción que transmite el movimiento es necesario, pero en el que esos hechos necesitan seguir teniendo espacio), sin unos “lideres” entendidos mas como voces que canalizan y desde luego nunca como esa suerte de “Mesías políticos” de las que hacen gala los partidos mayoritarios de este nuestro país (no el suyo como ellos creen, quizás este sea uno de los focos en los que centrarse hacerles ver que estamos aquí porque todo esto también es nuestro)

No sé cual es el camino, pero si creo que hay que buscar un evolución en esta revolución (y permitidme la perogrullada) si queremos que esto no se diluya en la historia. Yo creo que es posible, y eso ya es algo, no tengo las respuestas, solo las dudas (aunque también creo que esto es importante, dudar) pero espero que todos los que estén como yo, estén también dándole vueltas a como hacer que esto tan curioso en lo que no creíamos y que esta pasando se convierta en un punto y seguido y no en un punto final.

3 comentarios:

Pablo dijo...

Uy May !!! Tú entrada me ha traído tantas idea a la cabeza que voy a ser incapaz de contártelas todas.

Entiendo las dudas que tienes, pero coreo que tú como yo estamos mayores ya, jeje. Siempre hemos pensado que nacimos demasiado tarde y ahora pensamos que hemos nacido demasiado pronto.

Lo que me transmite tu texto es por un lado impaciencia. Es normal, todos estamos ansiosos porque las cosas mejoren. Yo no lo espero, creo que irán a peor, pero creo que en ese camino del desierto habrá muchos indignados que construyan, no sé si un mundo mejor, pero sí una mejor ciudadanía. Eso es ya una victoria.

Por otra parte los líderes. Yo pensé lo mismo que tú al principio hasta ver cómo se va trabajando y ver que esa famosa horizintalidad a lo que ha dado lugar es a trabajar de una forma identica a como se hace en el mundo hacker y en el software libre, es decir, un trabajo colaborativo. Yo no sé cuanta cantidad de informáticos ha habido en las asambleas y los grupos de trabajo pero apuesto a que mucha.

Esta forma de trabajar en el mundo informatico, que empezó como un movimiento casi activista ha cambiado el mundo de la informatica (¿Te acuerdas del monopolio Microsoft?).

Ahora Google, Facebook o Wikipedia dominan este mundo adquiriendo esas filosofias.

En fin, que me has inspirado y voy a escribir un post en mi blog. Eso sí, yo soy optimista, pero los "concienciados indignados" de toda la vida como tu y como yo debemos también saber deshacernos de nuestros viejos tópicos marcos de pensamiento.

Verás como sí se puede !!!

Ladrón de Guevara dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo en que este movimiento nació de un sentimiento de indignación, pero no se deb quedar en eso: En luchar contra lo que nos indigna.

No debe quedarse en manifestaciones, acampadas, asambleas eternas con pocas resoluciones, y mil ideas.

Debe ser algo tangible, debe convertirse en metas que puedan buscar un cambio y luchar por él.

Cuídate.

Pablo dijo...

Esta es la entrada que comentaba que iba a hacer a raiz de tu post.

http://cuerdosdeatar.blogspot.com/2011/10/vivimos-tiempos-de-oscuridad-y-aqui-y.html