lunes, 28 de julio de 2008

El Derecho a la tristeza


Vivimos en un mundo de sentimientos anestesiados, en el que lo único que realmente importa es ser feliz o al menos aparentarlo. La desgracia, la tristeza, la pena son sentimientos que incomodan. No son socialmente aceptados, y solamente son tolerados en pequeños dosis en esos periodos de tiempo cercanamente posteriores a una desgracia que merezca tal derecho como la muerte de un allegado, una ruptura amorosa, una traicion o el despido en el trabajo.


Pero el problema esta en aquellos dias en los que la tristeza se apodera de una. No tienes ganas de divertirte y pierdes la capacidad de hacer que eres feliz, porque simplemente no lo eres. Incluso sientes como las lagrimas se hacen dueñas de tus pupilas al menor gesto.


A mi me pasa, no sé si al resto. Y en esos dias, ni siquiera quiero analizar que me pasa, solo dejarme llevar, sucumbir a un estado no ser y no estar, un estado real en el que dejar de fingir que soy feliz, y simplemente entregarme, en cuerpo y alma, a la detencion del tiempo en el que poder descargar esta pena.


Nada más lejos mi intencion incomodar a nadie, y menos aún, provocar que los demás se compadezcan o sientan que tienen que hacer algo...es tan solo esa necesidad, apremiante, de permitirme llorar un rato, o unos dias, y liberar un poco la pesada carga del día a día, sin sentirme victima, sin hacer que otros crean que tienen que hacer algo por mi, tan solo poder ejercer mi derecho a la tristeza.

4 comentarios:

Jor dijo...

Estas en todo tu derecho de llorar lo que te plazca, siempre hace bien descargarse un poquito. Pero despues de nuevo a sonreir, siempre.


May del foro, no?

Ceci dijo...

ojalá te pasara como me pasa a veces,
que escribiendo, se alivia un poquito el alma.

un abrazo may, desde el otro lado del mar.

ceci

Angelus dijo...

comprendo tu texto casi a la perfección y cuando queremos ese derecho a la tristeza debemos ausentarnos en nuestra melancolía y escribir lo que el dolor de estar triste nos permita.

nadie debe juzgarnos. así es la tristeza y algunos tenemos más días tristes que alegres al cabo del año y qué? podemos sobrevivir y ser felices en nuestra tristeza.

gran post, felicidades!!

besos!!!

amor y libertad dijo...

un buen llanto sentido es de las mejores experiencias de intensidad, me apunto

bs