domingo, 6 de septiembre de 2009

Esa estupida idea del amor...


Soy romántica. Creo en el amor. Creo que existen amores que duran toda la vida. Creo que hay gente que se enamora a primera vista. Creo que el amor que rompe barreras y fronteras. Creo que el amor es el motor que ayuda a vivir aunque por supuesto no es el único (respirar ayuda, la verdad).

En fin dicho esto, no creo en absoluto en esa estúpida idea del amor que se esconde detrás de muchas películas, muchas comedias. Muchas de estas historias esconden trás esos supuestos romances una sarta de tópicos que insultan la inteligencia de todos y reducen el amor, en la mayor parte de ellas, a un beso y un anillo.

Ayer fui al cine a ver la película "¿En que piensan los hombres?" (Como siempre el titulo en castellano deja bastante que desear, me quedo con el original "He is not just that in to you"). La película cuenta a través de una serie de historias cruzadas de varias parejas algo así como que si (él)no muestra claramente interés en ti ( no llama, no se acuesta contigo...) es que no esta interesado en ti ( el hombre claro). Como podéis ver una perogrullada de tomo y lomo.

Pero más allá de la historia, lo más aberrante de todo es ese tópico que subyace de que es lo que las mujeres quieren del amor. Según el film tan solo un hombre (casi de las cavernas) que corone la victoria con un pedrusco en el dedo. (SPOILER: para muestra un botón, el personaje de Jennifer Aniston después de 7 años de feliz convivencia con el personaje de Ben Affleck decide dejarle simplemente porque él no cree en el matrimonio aunque si en el compromiso. Tras descubrir lo terribles que son los maridos de su familia se da cuenta de la persona que tiene al lado, y decide volver a estar con él al margen del anillo. La historia sin ser una maravilla hubiera tenido sentido si no llega a ser porque los directores deciden darle ese toque romántico haciendo que al final él cumpla los sueños de ella regalándole el anillo) En fin, como veis una simplificacion materialista a una historia de amor.

Quizás sea eso, que para mí el amor es algo distinto. Es ser feliz por estar con alguien por el que merece más la pena vivir junto a él/ella que sin el/ella. Es comprometerse a que a pesar de que las cosas se pondrán dificiles, de que lloraremos juntos, de que las cosas pueden no ir siempre bien, pero incluso si lo hacen, a pesar de todo haremos lo que sea por encontrar la forma de seguir juntos. Quizás no sea una forma glamurosa o poética de sentir el amor, pero creerme, eso es lo que quiero para mi algún día si al final encuentro esa persona por la que todo esto merezca la pena.

Y casarse...pues lo que digo a muchas amigas que no dejan de decirme que cada vez tienen menos ganas...solo si es lo que los dos quieren. Hoy por hoy el amor esta por encima de lo que diga un papel. Y eso lo triste, que tanto tiempo después, tantas décadas reivindicando derechos y más aún dignidades, viene una película a decirnos que las mujeres solo quieren un anillo y los hombres solo se casan porque se siente presionados.

3 comentarios:

Eve dijo...

¡A la mierda los estúpidos tópicos de las chorradas americanas!.

Es la gente como tú (la que cree en el amor y que dura para siempre) la que le da esperanzas a la gente como yo (la que no lo cree).
Asi que, por favor, May, no cambies nunca.

Liedchen dijo...

Sabes? La vi, y me entretuvo, sin más, básicamente porque la vi sin pretensión alguna y más por invitación.

Pero es cierto q mucho de lo que dices se me pasó por la cabeza mientras la veía. Tópicos detras de tópicos, y estúpidos en su mayoria...

No me gusta el prototipo de felicidad a golpe de anillo, ni otras muchas cosas... El amor, si existe, es otra cosa más como tu lo has escrito.

Un abrazo!

Ladrón de Guevara dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que el amor es sufrir juntos y reir juntos, abrazarse en la tormenta y darse la mano al caminar en un día frio. Es la estúida certeza de sentirse seguro, porque alguien te hace sentir seguro. Ser un equilibrio para tu pareja.

¿Casarse? ¿Qué significa estar casados? No creo que exista más compromiso en una pareja que se casa que en una que permanece junta a pesar de cualquier adversidad, sin ceremonia de por medio.

Cuídate.