viernes, 26 de febrero de 2010

Quizás mañana


A veces la vida se te pone de cara. Te mira a los ojos y tu, inmóvil al borde del precipicio, dudas hacia que lado mover el pie. Sabes que la caída esta ahí, muy cerca, y el miedo te atropella los pulsos hasta hacer de cada latido el sonido del mundo.

Pero nunca hay remedio, porque en la vida el tiempo no se para aunque tu lo sientas así. En la vida hay que seguir. Yo creo que esa es la máxima de la vida: “Show must go on”. A pesar del miedo, del tiempo, de los errores, todo sigue adelante. No podemos rebobinar, no podemos repetir un día ni volver a tomar una decisión que ya tomamos.

Por eso a veces la vida parece que se pone de cuesta. Y cada paso es un esfuerzo que cuesta más, mucho más. Te juras poner buena cara, tirar para adelante, no dejarte caer y seguir, y seguir. Y aquí estamos, preguntándonos cuando nos llegará ese momento en el que por fin sientas que estas en el lugar acertado, en el momento preciso.

Yo lo sigo buscando. A mis tantos años (que no son tantos), arrastrándome de nuevo por esto que se llama vida y preguntándome, una vez más, cuando dejaré de dar bandazos a ninguna parte para por fin arribar a buen puerto.

Hoy no es ese día, pero quizás lo sea mañana.

2 comentarios:

El fontanero del mar dijo...

guapa, te he dejado un mensajito en el facebook, nos tomamos un café? Besitos!

Lettera dijo...

Tu sitio me gusta mucho xq dejas muy claros tus sentimientos. Para mi un puerto seguro es el amor de quien amas....La vida sigue y no se detiene, cada momento es único, y aunque estemos tristes o contentos ese instante nos va construyendo, nos da su mayor virtud, el de haberlo sentido y el de haberlo vivido. cada momento nos guarda un secreto y éste se filtra hasta lo más hondo del alma....Un alto, es útil para reflexionar. La vida continúa, y que bueno pues con ello, nos infunde esperanza....Un abrazo....Laura.