lunes, 19 de julio de 2010

VOLVER


Volver desde el bilbao fresco de noches tapadas a este madrid axfisiante de sabanas que acosan el cuerpo por las noches resulta duro. Una semana pasa y todo vuelve a la normalidad, a los horarios que obligan, las calles que cortan la respiración con su baño de calor constante, los bienvenida cariñosos y los cumplidos, vuelta tambien a los pasos, uno tras otro, hacía ese lugar en el que poder ser una misma.

Volver aunque seamos distintos del que marchó, volver porque no nos queda mas remedio, que volver aunque sea a lamernos las heridas, levantar la cabeza y seguir andando. Porque la vida es esto, un camino de ida y vuelta, en el que lo dificil siempre fue saber volver al comienzo para empezar a andar de nuevo.

3 comentarios:

El fontanero del mar dijo...

Es imprescindible guardar un sitio al que volver. Besitos!

Álvaro Dorian Grey dijo...

La vida es eso, una de cal y otra de arena...
P.d. en el cuarto de mi juventud, en la pared, tenía esa imagen del Bulevar de los sueños rotos...Hacía tiempo que no la recordaba, gracias
saludos y salud

Álter ego dijo...

Tener claro que debemos volver y sobre todo "Donde" debemos volver, quien nos espera y para qué, eso hace que ese camino de ida y vuelta tenga sentido, aunque parezca asfixiante a ratos... siempre pensé que es mejor una calle de dos direcciones a una sin salida....

Como siempre un placer leerte y me uno al comentario de Álvaro, me encanta esa imagen.

Besos desde un acalorado y angustiante Madrid