martes, 4 de septiembre de 2012

Septiembre...otra vez

Me miro al espejo y me prometo no volver a las de siempre, pero vuelvo, aunque a ti no te importe un pimiento lo que voy a escribir, y a mi en cambio me importe demasiado que al resto no le importe nada lo que ocupa tanto tiempo en mi cabeza.

Me miro al espejo y vuelvo a escribir en alto, blanco sobre negro, todo lo que me pasa por la cabeza, comos siempre en Septiembre, como ya pasó otras veces.

Tengo varios proyectos (decir muchos seria mentir) que me propongo llevar a cabo, me juro que esta vez podré ya que estoy en una de esas etapas de conseguir cosas y algunas, aunque parezca mentira (como todo lo que cuento) ya las estoy consiguiendo.

Lo malo con que no contaba yo es que conseguir algunas cosas que te preocupaban es como abrir la caja de pandora, descubrir al levantar la tapa que no es la felicidad  lo que escondia, sino preocupaciones ocultas que de un segundo plano han pasado a convertirse en protagonistas principales. Será por eso de enfocar los problemas de uno en uno, que mientras algo mas grave ocupa su espacio esconde detras a esos otros problemas (antes problemillas) que de repente parecen la razon ultima de la vida.

"Y ahora ¿qué?" pienso mientras continuo mirandome en ese espejo injusto que se empeña en no idealizar nada lo que le ofrezco. "Ahora mas preguntas, mas dudas".




1 comentario:

Ladrón de Guevara dijo...

A la gente le importa, creeme, y sólo tienes que volver a escribir, volver a septiembre, para que tus letras cobren color en otros.

Cuídate mucho.